My view

tal cual, en un determinado momento...

AguaSaladas

Hipnotizado por esas enfurecidas olas rompiendo en el acantilado, por las puestas de sol, por los azules imposibles, los rojos y amarillos, por la vida que esconden. Mares fríos, en ocasiones hostiles, amenazadores, salvajes y bellos. Mares cálidos, tranquilos y quietos, de colores imposibles y con vida evidente, palpable. Costas salvajes en Namibia y en Irlanda, tormentosas e inciertas en Estados Unidos y en el Cantábrico, frías y soleadas en California, amables en el Mediterráneo, en el Caribe, en el Adriático… Siempre AGUASALADAS, también costas aplastadas por el ser humano en Camboya y en tantos otros lugares del planeta.

“Lemoiz I”

 

EL CANTÁBRICO

Nuestro mar exige respeto porque ni en su versión más amigable lo es del todo. Exige conocer sus secretos para adentrarse en él, aunque sólo sea unos metros. En muchas ocasiones violento, también tiene sus momentos apacibles y acogedores. Siempre cambiante, siempre espectacular, a cualquier hora del día y de la noche. Y cuando suena, ¡cómo suena! Es el CANTÁBRICO.

“Bahía de Gorliz”

Diciembre, enero, febrero y en ocasiones marzo son meses de TEMPORALES con fuerte viento sostenido del noroeste y olas que superan los 10 metros. Fotoperiodistas vizcaínos visitan Plentzia con asiduidad para plasmar el momento. El rompeolas ofrece imágenes únicas y sobresalientes.

“Temporal I”

“Temporal II”

“Temporal III”

“Temporal IV”

“Temporal V”

“Temporal VI”

“Temporal VII”

“Temporal VIII”

“Temporal IX”

“Temporal X”

Temporal XI”

“Temporal XII”

“Temporal XIII”

“Temporal XIV”

“Temporal XV”

“Temporal XVI”

Entre mayo y septiembre los OCASOS son siempre espectaculares, siempre diferentes. La bahía de Gorliz, un lugar muy especial, está orientada hacia el oeste, garantía de primera fila del salón de butacas. Y si no estás en Gorliz, sirven Plentzia, Barrika, Getxo, Sopelana, Bakio…

“Sunset I”

“Sunset II”

“Sunset III”

“Sunset IV”

“Sunset V”

“Sunset VI”

“Sunset VII”

“Sunset VIII”

“Sunset IX”

“Rompeolas Plentzia I”

“Rompeolas Plentzia II”

“Rompeolas Plentzia III”

“Rompeolas Plentzia IV”

“Rompeolas Plentzia V”

“Rompeolas Plentzia VI”

“Rompeolas Plentzia VII”

“Rompeolas Plentzia VIII”

“Rompeolas Plentzia IX”

“Rompeolas Plentzia X”

“Rompeolas Plentzia XI”

“Rompeolas Plentzia XII”

“Rompeolas Plentzia XIII”

“Bahía de Gorliz II”

“Bahía de Gorliz III”

“Bahía de Gorliz IV”

“Bahía de Gorliz V”

“Bahía de Gorliz XIII”

“Bahía de Gorliz V”

“Bahía de Gorliz VI”

“Bahía de Gorliz VI”

“Bahía de Gorliz VII”

“Bahía de Gorliz VIII”

“Bahía de Górliz IX”

“Bahía de Gorliz X”

“Plentzia II”

“Plentzia II”

Las olas en Plentzia, en la desembocadura de la ría, son perfectas para principiantes. Las mejores llegan cuando el mar se enfurece fuera de la Bahía de Gorliz, pero con ellas viene la marabunta de surferos candidatos a surfistas. Piragua, paddle surf, natación, también windsurf, palas, running… SPORT de todo tipo para cualquiera.

“Sport I”

“Sport II”

“Sport III”

“Sport IV”

“Sport V”

“Sport VI”

“Sport VII”

“Sport VIII”

“Sport IX”

“Sport X”

“Sport XI”

“Sport XII”

“Sport XIII”

“Gorliz beach II”

Un día me topé con un turista polaco en uno de esos bancos con paisaje inigualable. Le advertí que venía una gran tormenta, pero prefirió quedarse porque el lugar le parecía increíble. Le animé a visitar también los acantilados de Barrika y sus playas nudistas, el tesoro Meñakoz, el paseo peatonal entra Sopelana y el Puerto Viejo de Getxo. El visitante de URIBE KOSTA es generalmente local… no entiendo aún por qué no figura en los principales circuitos turísticos de Bizkaia.

“Cabo Villano I

“Astondo I”

“Astondo II”

“Astondo III”

“Astondo IV”

“Astondo VI”

“Astondo VII”

“Astondo X”

“Astondo VIII”

“Astondo IX”

“Barrika V”

“Bahía de Gorliz XI”

“Plentzia I”

“Bahía de Gorliz XI”

“Astondo XIV”

“Astondo XII”

“Astondo XI”

“Astondo XIII”

“Castillo Roto”

“Punta Lucero I, Getxo”

“Punta Lucero II”

La Salvaje I

“La Salvaje II”

“La Salvaje III”

“La Salvaje IV”

Es la desembocadura del Río Butrón, al albur de las mareas desde una presa cercana al mar. Amarradero por la carencia de puertos, es un lugar ideal para explorar por sus márgenes o desde sus aguas, desde donde se levanta el Castillo de Butrón, allí donde aún es río, hasta el espigón que te aproxima a la bravura del mar sin riesgos. Es la RÍA DE PLENTZIA.

“Ría de Plentzia I”

“Ría de Plentzia I”

“Ría de Plentzia II”

“Ría de Plentzia III”

“Ría de Plentzia IV”

“Ría de Plentzia V”

“Ría de Plentzia VI”

“Ría de Plentzia VII”

“Ría de Plentzia VIII”

“Ría de Plentzia IX”

“Ría de Plentzia X”

“Ría de Plentzia XI”

“Ría de Plentzia XII”

“Ría de Plentzia XIII”

“Ría de Plentzia XV”

“Ría de Plentzia XVI”

“Ría de Plentzia XVII”

“Ría de Plentzia XIV”

“Ría de Plentzia XVIII”

Playas para todo tipo de público, entorno ideal para la pesca y la aventura, también para el paseo y la fotografía. Espectaculares ocasos y noches de luna llena, arena fina y mar divertido, aunque a veces sea frío. Pueblos acogedores con escasa oferta turística y de ocio, aunque la que hay es de calidad. Merece la pena explorar el ENTORNO, lugares en Gorliz y Plentzia y en el entorno. Eso sí, cuidado con las galernas, nada raras en la zona.

“Luna y sol”

“Bahía de Gorliz XII”

“Astondo V”

“Storm I”

“Storm II”

“Storm III”

“Storm IV”

“Storm V”

“Gorliz beach I”

“Castillo Roto II”

“Faro de Gorliz I”

“Bunker I”

“San Telmo I”

“San Telmo II”

“Punta Lucero II”

“Barrika III”

“Sand I”

“Sand II”

 

PANAMÁ

San Blas,  la tierra y el mar de los Kuna Yala, comunidad indígena panameña de difícil sonrisa y tenaz seriedad. Ellos y ellas gestionan su paraíso, sus cientos de islas paraíso de aguas turquesa, palmerales y arena blanca y fina. Playas sin costa, pecios hogar de miles de peces de colores, sol de justicia y tormentas inclementes en un mundo condenado a desaparecer.

“Guanidup I”

El cambio climático amenaza con sumergir buena parte del hogar de los Kuna Yala en pocas décadas. La juventud local prefiere el dinero fácil al trabajo duro y no tan mal remunerado. Los jóvenes del lugar prefieren vender sus islas, como la de GUANIDUP, a grandes fortunas y países que no son el suyo a explotar su paraíso. Un lugar único con un futuro  muy precario.

“San Blas I”

“San Blas II”

“San Blas III”

“Guanidup II”

“Guanidup III”

“Guanidup IV”

“Guanidup V”

“San Blas beach I”

“San Blas beach II”

“San Blas beach III”

Un violento Pacífico y sus aguas cálidas, además de olas de reconocido prestigio , hacen de SANTA CATALINA destino prioritario de surfistas de todo el mundo. Pero tiene mucho más…

“Santa Catalina VII”

El ENTORNO NATURAL es privilegiado -Parque Nacional Coiba- y una red de alojamientos y restaurantes suficiente para un entorno alejado de los circuitos turísticos más transitados. Comer o cenar en Casa Pingüino es un lujo indiscutible. Alguna de sus olas gozan de reconocimiento global.

“Santa Catalina I”

“Santa Catalina II

“Santa Catalina III”

“Santa Catalina IV”

“Santa Catalina V”

“Santa Catalina VI”

“Santa Catalina VIII”

Las carreteras no llegan a CALOVÉBORA, ni siquiera las retorcidas pistas de tierra y piedras. Es el otro Caribe, el de playas solitarias y salvajes que los locales recorren en busca de fardos de droga, de los que las mafias pagan a 3.000 dólares la pieza. La fuente de vida e ingresos es el coco, y el pollo de patio, que sólo se alimenta de cocos, es una exquisitez. Ricardo nos llevó hasta aquel paraíso humilde y aislado. Llegamos por el río.

“Calovébora I”

“Calovébora II”

“Calovébora III”

“Calovébora IV”

“Calovébora V”

“Calovébora VI”

“Calovébora VII”

“Calovébora VIII”

 

USA

Dos costas separadas por más de 5.000 kilómetros, dos franjas costeras absolutamente opuestas. Al oeste el PACÍFICO es frío y agresivo, con sus potentes acantilados y playas no siempre de fácil acceso. Al este el ATLÁNTICO es más cálido, más amigable… incluso deja que los vehículos circulen por sus playas de arena prensada. Aquí la amenaza llega de la mano de violentas tormentas tropicales.

“Jekyll Island I”

Elefantes marinos, locales hippie, olas y sol en la PACIFIC COAST. Calor, salsa, ocio nocturno… y diurno, arena blanca, manglares y cocodrilos en FLORIDA. Coches estacionados sobre la arena, señales de tráfico en plena playa, hamburguesas y parques de atracciones de otro siglo en DAYTONA BEACH. Soledad, medusas, grandes tormentas y cocodrilos en JEKILL ISLAND. Portaaviones y acorazados, una bahía interminable y larguísimos puentes que se convierten en túneles para volver a ser puentes en NORFOLK. Y en el norte la entrada de miles de inmigrantes a Estados Unidos, a NYC.

“Frisco I”

“Frisco II”

“Pacific Coast I”

“Pacific Coast II”Pacific Coast

“Pacific Coast III”

“Everglades I”

“Everglades II”

“Miami Beach I”

“Daytona Beach I”

“Daytona Beach II”

“Daytona Beach III”

“Jekyll Island III”

“Jekyll Island II”

“Norfolk II”

“Norfolk I”

“New York City”

 

PORTUGAL

Aguas frías, playas salvajes, cientos de kilómetros observatorio de las mejores puestas de sol, la COSTA de Portugal es todo un espectáculo, más si cabe al sur de Lisboa, especialmente aislada y de complicado acceso. “Vive y deja vivir” es el lema no escrito que todo el mundo parece conocer y respetar. Desde Sagres hasta la desembocadura del Miño, desde la frontera con Galicia hasta el Cabo San Vicente… arena virgen, grandes acantilados, ocasos irrepetibles, dorada a la sal, vino y gente amable. ¿Alguien da más?

“South Portugal I”

“South Portugal II”

“South Portugal III”

“South Portugal IV”

“South Portugal V”

“South Portugal VI”

“South Portugal VII”

“South Portugal VIII”

 

NAMIBIA

 Viento tenaz, olas violentas, las playas más salvajes e inóspitas, arenas impenetrables y pecios jalonando una costa que no invita a quedarse. Es más, llegar allí donde rompe una de las mejores olas surfeables del mundo es toda una aventura. Una aventura que obliga a atravesar un interminable mar de dunas para llegar al mar., al océano Atlántico que baña la extensa costa de NAMIBIA.

“Swakopmund I”

Con la pleamar llega la bruma al desierto, el alimento para los escasos animales y las raras plantas que habitan en la SKELETON COAST. Un desierto viejo que se ha acostumbrado a vivir en la más absoluta escasez. Dicen que no es raro ver elefantes deambular por sus interminables arenas.

“Skeleton coast I”

“Skeleton coast II”

En medio de la nada surge una ciudad moderna y hospitalaria, SWAKOPMUND, la capital del mar en Namibia con un cierto toque alemán.

“Swakopmund IV”

“Swakopmund II”

“Swakopmund III”

“Swakopmund I”

Más al sur llama la atención estar rodeado de tanta agua junto a un desierto eterno. Es LUDERITZ, una ciudad aislada, permanentemente azotada por el viento, luminosa y vital. En los barrios pobres niños y niñas bailan al salir de clase. El calzado es un lujo que pocos pueden pagar.

“Luderitz I”

“Luderitz II”

“Luderitz III”

 

CAMBOYA

Lejos de Sihanoukville el Índico camboyano vuelve a ser un océano amigable, fuente de alimento para quienes viven en sus orillas. Allí habita el cangrejo que ha colocado en el mapa mundial al pequeño pueblo de KEP, hace décadas destino turístico de lujo en Camboya, hoy un apacible lugar, sembrado de casonas abandonadas que los especuladores no logran vender. Remanso de paz en un país ahogado por la pobreza, la insoportable presión china y la basura.

“Kep I”

“Kep II”

“Kep III”

“Kep IV”

“Kep V”

“Kep VI”

“Kep VII”

“Kep VIII”

 

IRLANDA

Una mañana disfrutas del cálido sol en una playa bañada por aguas heladas y esa misma tarde luchas contra el viento y el frío con jersey, pantalón largo y chubasquero. La costa de IRLANDA es una sucesión de sorpresas a las que se accede por sinuosas y muy estrechas carreteras. Arenales impolutos, tremendos acantilados afilados, bahías recogidas en las que dormitan las focas y pequeños pueblos en los que no falta un pub o un campo de golf.

“West Cork I”

Circular entre pueblos, entre playas y entre acantilados es tarea complicada en el WEST CORK. Carreteras que parecen caminos, curva tras curva, una montaña rusa constante. Pero el esfuerzo siempre tiene premio, sea del tipo que sea. Sorpresas garantizadas.

“West Cork II”

“Mizen Head I”

“Mizen Head II”

“Glengarriff”

“Dursey Island”

Al oeste de Irlanda se extiende una retorcida región plagada de lagos, azotada por el frío viento y ahogada por intensas y constantes lluvias. En CONNEMARA las ovejas duermen en las carreteras porque están más secas que la hierba. Las puestas de sol, cuando se dejan ver, son espectaculares. Las playas son de arena blanca y el tiempo es generalmente malo. Sin duda, una gran lugar.

“Connemara I”

“Connemara II”

“Connemara III”

“Connemara IV”

“Connemara V”

“Connemara VI”

“Connemara VII”

“Connemara VIII”

“Connemara IX”

“Clifden I”

“Clifden II”

“Clifden III”

“Clifden IV”

“Clifden V”

En gaélico INISHBOFIN significa isla de la vaca blanca. Más expuesta al viento, la lluvia y los temporales, es un importante destino turístico de la región de Connemara con bahías recogidas, grandes playas, preciosos caminos que recorren la isla de norte a sur y de este a oeste, restaurantes y alojamientos rurales. Espectaculares cementerios irlandeses, paisajes sobrecogedores y viento, siempre viento.

“Inishbofin I”

“Inishbofin II”

“Inishbofin III”

“Inishbofin IV”

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

© 2020 My view

Contacto glicadas@gmail.com - Tfno: 688 80 92 46